ARTES PLÁSTICAS

Biodiversidad VernáculaSebastian Ramirez

El color como reflejo del alma dibuja la arquitectura vernácula y la exhuberancia de la fauna colombiana. Se desborda y desvanece los límites entre lo real y lo que se plasma, no discrimina fronteras.

Es una obra conformada por 12 piezas, elaboradas, inicialmente en técnica ilustración digital hecha a mano, expuestas en formato tabloide. Actualmente las piezas están siendo elaboradas por el artista en técnica de pintura acrílica sobre papel en formato medio pliego. 

La obra es un arcoíris de bloques de color, que nos deja en evidencia el valor de la diferencia en sí misma. Cada pieza está conformada por una vivienda popular –auto construida o vernácula de una región de Colombia– acompañada de un animal característico de la región, como analogía de la personalidad singular de los habitantes de este lugar.

Sobre el autor:

 

Arquitecto Bogotano, especializado en infraestructura de hospitales. Razón por la cual tiene un particular interés por las arquitecturas que no está hecha por arquitectos: el valor del trabajo artesanal, los materiales autóctonos y hacer visible lo que la sociedad no ve. Por otra parte creció rodeado por pinturas de colores (su padre es pintor de obra civil) y desde niño se apasionó por lo impactante que puede ser una habitación pintada toda de un solo color, una persona vestida de pies a cabeza en un solo tono o un gran edificio monocromático, y por consiguiente se cuestiona por las emociones que esos colores impactantes trasmiten.

Sebastian Ramirez


Colombia

Ver más